6 Trucos para Comer sano Fuera de Casa

trucos para comer sano fuera

Comer fuera de casa de manera saludable

Quieres comer sano fuera y te encanta salir a tu restaurante favorito, y ya sabes lo básico: comer más ensalada, menos patatas fritas, no comer pan, pedir aderezo aparte.

También puedes compensar el exceso de calorías que ingeriste ayunando al día siguiente, pero hay otros métodos.

Así que ahora es el momento de dar un paso más allá. Piensa en estos consejos la próxima vez que te enfrentes a un menú.

La Dr. Keri Glassman, propietaria de Nutritious Life de Nueva York dice: «Tienes que tratar bien a tu cuerpo donde estés, no importa donde estés comiendo.

Trucos para Comer Sano cuando Sales

Permítete algún capricho

No tienes que resistirte completamente a ellos. A veces, es mejor conformarse con un poco de lo que realmente quieres, dejando la mitad a un lado tan pronto como llegue a tu mesa, para llevártela a casa, si tienes la posibilidad.
Por ejemplo, es posible que realmente quieras un pastel de carne que viene con una salsa deliciosa. Además, tratas de convencerte de comer algo más que realmente no quieres, pero que se ajusta a tu presupuesto de calorías. Como por ejemplo una ensalada verde con un plato de sopa.

Pero terminas pidiendo una bebida y un postre, contando con las calorías que crees que has ahorrado (recuerda que tienes que calcular las calorías que tienes que consumir diariamente).

¿Realmente crees que lo hiciste bien, ya sea en términos de placer o de calorías? Probablemente no.
Piensa en lo que quieres, escoge los platos que te brinden mayor satisfacción y nutrientes con la menor cantidad de calorías, y luego reduce tu porción.

Cambia los entrantes

trucos para comer sano fuera

Sabes que hay que mirar más allá de los aperitivos fritos, evítalos. Pero tal vez te perdiste algo en el menú.
En lugar de una ensalada, que a menudo está llena de un queso muy graso o empapada con aderezo, pide una verdura adicional para comenzar la comida. A menudo tienes varias opciones, simplemente preparadas.
Podrías combinar un par de entrantes con verduras que haya en el menú, y convertirlo en un plato vegetariano. O haz del aperitivo tu comida principal, especialmente si tiene proteínas. Muchos restaurantes han duplicado la cantidad y la calidad de sus aperitivos y entrantes, en términos de calidad nutricional respecto a lo que hacían hace 20 años. «Los aperitivos tienen a menudo la porción correcta de proteína que nuestro cuerpo debería tomar», dice Glassman.

Hazte amigo del camarero

«Conversa con el camarero», dice Glassman. Pregunta cómo se preparan los platos para que puedas tomar una decisión correcta. Los chefs saben que la mantequilla y la sal saben muy bien y a menudo las incluyen en platos que parecen completamente sanos.
También puedes pedirle al camarero que haga que en la cocina se divida el entrante, como una ensalada, antes de que llegue a la mesa. De esta manera, todos pueden disfrutarlo y compartir las calorías contigo.

Pide el primero

trucos para comer sano fuera

Cuando salgas a comer con amigos o familiares, tienes que ser la primera en pedir. De esa manera, si alguien más decide darse un gustazo, ya has hecho tu elección. Cuando haces una elección saludable, esto influye en los demás, en gran medida.
También puedes consultar por internet los menús en de muchos lugares y elegir lo que pedirás antes de llegar allí.

Pide agua al principio

Lo primero que la mayoría de la gente pide es una bebida. Rompe ese patrón.
Ya sea té dulce, refresco o ese vaso de vino extra, las calorías de las bebidas se acumulan. Así que pide agua primero. Bébetela primero. Disminuirá la sensación de vacío en tu estómago (lo cual puede aliviar tu hambre), y naturalmente no tiene calorías.
Después de eso, puedes pedir otra bebida, si todavía la quieres. Esto es esencial para comer sano fuera de casa.

Cambia tu actitud

Si comes fuera tres veces por semana, no puedes tener la actitud de’me lo merezco'», dice Glassman.
Es fácil ceder a esa sensación, especialmente cuando estás muy ocupada, apresurada, o sintiéndote estresada o emocionalmente sensible.
Comer fuera de casa sigue siendo un placer. Pero no se trata sólo de una comida. La indulgencia es que otra persona cocine para ti», dice Glassman.



FUENTES

Consejo de Alimentos Saludables de los Estados Unidos.
Noticias de la Oficina del Censo de los Estados Unidos: «Ventas mensuales por adelantado para minoristas y servicios de comida».
Keri Glassman, RD, CDN, propietaria de Nutritious Life.
Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre.
Asociación Americana del Corazón.

ARTÍCULOS RELACIONADOS


Deja un comentario