¿Como Perder Peso sin Hacer Ejercicio?, SECRETOS DESVELADOS

perder peso sin ejercicio

¿Te preguntas como Perder peso sin hacer ejercicio?. Lee esto.

¿Perder peso sin hacer ejercicio?. Uno de los inconvenientes más comunes en la actualidad, por el cual hay tantos problemas de sobrepeso, es el mal hábito alimenticio que tenemos desde los primeros días de la adolescencia hasta gran parte de nuestra vida como adultos.

No es secreto para nadie que disfrutamos y anhelamos todo tipo de comidas dulces y azucaradas, tales como los helados, los chocolates, las gaseosas, las golosinas y entre otras diversidades que para nosotros nos dan gusto y placer.

Sin embargo existe una consecuencia debido a estos hábitos y es que empezamos a acumular peso conforme los ingerimos, esto nos lleva a sentirnos distintos físicamente y nos sentimos extraños con nosotros mismos.

Gran parte de los consumidores; al sentirse o al ser catalogados como “gordos” tienden a hacer algo al respecto y se inscriben en un gimnasio para rebajar peso.

¿Pero qué tan cierto es esto? ¿Y si te dijéramos que tal vez sea posible perder peso sin hacer ejercicio? En este artículo analizaremos varios elementos que nos ayudarán a conocer mejor nuestro cuerpo.

¿Me inscribo en un gimnasio?

perder peso sin ejercicio, ¿me apunto a un gimnasio?

Se sabe a ciencia cierta que los países con la gente más obesa o sobre peso, son Los Estados Unidos y México.

En estos países junto con todos los demás en que se sufra esta condición, los habitantes suelen inscribirse en el gimnasio para bajar peso a base de constantes ejercicios físicos.

Incluso culturalmente, tanto los jóvenes como adultos tienen como respuesta a la pérdida de peso inscribirse en uno para que con la gimnasia se pierdan estas calorías.

¿Pero qué tan cierto es? Anteriormente se conocía muy poco acerca del cuerpo humano y su salud, hoy en día se sabe que existen diversos mecanismos y situaciones en las cuales el cuerpo puede reaccionar distinto a lo esperado.

Ir al gimnasio puede ser molesto para algunos ya que eso significaría un costo económico y un costo de tiempo, muchas de las personas obesas tienden a ser también algo flojos en términos de esfuerzos físicos, por lo cual ir a un gimnasio no suena muy agradable.

A todo esto, se hace hincapié de que la obesidad trae consigo problemas cardiacos y respiratorios, por lo cual son complicaciones que limitan al cuerpo a la hora de entrenar.

¿Me pongo a régimen?

perder peso sin ejercicio, ponerse a régimen

Comúnmente la dieta también suele estar en boca de opiniones y respuestas de todos ante este tema, muchos creen que al mentalizarse y seguir una estricta dieta alimentaria se puede bajar peso.

¿Pero es funcional? Algunos tardan más tiempo en notar cambios positivos en su cuerpo, mientras que otros no notan siquiera cambio alguno.

¿Así que por qué pasa esto? Muy simple, existen varios tipos de comportamientos y diferencias en el cuerpo humano.

En otras palabras; no todos tenemos el mismo tipo de cuerpo ya que existen tres (3) tipos de metabolismo en el ser humano.

¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo es un conjunto de reacciones químicas que maneja nuestro cuerpo, un complejo sistema de procesos en las células que hace cambiar físicamente al organismo.

Los 3 tipos de metabolismo que influyen en nuestro organismo y maneja físicamente la estructura de nuestros cuerpos son:

  1. El Ectomorfo.
  2. El Mesomorfo.
  3. El Endomorfo.

A continuación explicaremos cada uno de ellos.

¿Qué son los metabolismos Ectomorfo, Mesomorfo y Endomorfo? ¿Es necesario conocerlos?

Cada uno de nosotros tenemos en nuestros cuerpos cada uno de estos metabolismos.

Se les podría decir que son como las estaciones del clima en un año. Son ciclos que pasan sobre nuestro organismo y cambia nuestros aspecto físico.

Al ser ciclos; significa que cambian conforme transcurrimos en nuestras vidas.

No obstante su duración es variada y pueden pasar años para que se llegara a cambiar de una etapa a la otra.

Incluso se sabe científicamente que hay personas que en toda su vida no cambian estos metabolismos.

Hoy en día es casi un misterio la respuesta, sin embargo se cree que es debido al estilo de vida que posea cada uno de ellos.

Ectomorfos

mujer ectomorfa

Los Ectomorfos por naturaleza son delgados y casi sin ningún tipo de músculos a vistas simples, ellos por mucho que coman jamás ganarán peso ni engordarán.

Frecuentemente una persona Ectomorfa tiende a recalcar frases como “Por más que coma no engordaré” o “No importa que tanto coma, no me pondré gordo”

Las personas Ectomorfas son delgadas en todo su cuerpo; brazos, piernas, hombros y demás extremidades también poseen esta característica.

Las personas con este tipo de organismo, se les dificulta mucho ganar peso y músculos, por lo cual es muy raro llegar a ver fornido a alguien con este tipo.

Mesomorfos

mujer mesomorfa

Por otro lado tenemos a los Mesomorfos, este tipo de organismo es el intermedio entre los Ectomorfos y Endomorfos, se caracteriza por tener facilidad en ganar masa muscular.

Generalmente las personas de este tipo de naturaleza son deportistas, atletas o fisicoculturistas debido a la ganancia acelerada de músculos y estructura física deslumbrante.

Comparte cierta semejanza a los Ectomorfos en términos alimenticios, por más que coman no acumularan mucha grasa, dado a que su cuerpo vive muy activo y la suelta rápidamente con el ejercicio.

No obstante las personas Mesomorfas al descuidar su hábito de vida activo, son propensos a engordar y sufrir de sobrepeso.

Esto se debe a que forman parte de la siguiente etapa del metabolismo; los Endomorfos.

Endomorfos

mujer endomorfa

Los Endomorfos son las personas que acumulan muy fácilmente la grasa en sus cuerpos, son personas obesas y gordas.

Este tipo se caracteriza por la obesidad y la capacidad de ganar aceleradamente un volumen grasoso en el cuerpo.

A estas personas se les dificulta enormemente la perdida de grasa, y pese a que haya algunos que no ingieran mucho, ganarán un volumen corporal muy rápido.

Estas personas frecuentemente antes fueron Mesomorfas.

Estas, al descuidar su hábito de vida, empezaron a acumular grasas y cúmulos de azucares en su cuerpo, por lo cual padecieron esta situación de gordura y sobrepeso.

No obstante, se puede llegar a nacer siendo Endomorfa.

Hay muchos casos en los cuales de niños y adolescentes, las personas sufrían de sobrepeso y por ende, les impedía adelgazar o tener un mejor estilo de vida más saludable.

Información adicional de estos metabolismos

Esta información es sumamente importante conocerla ya que nos ayudará a saber cómo nos desenvolveremos en nuestras vidas cotidianas.

Las personas Ectomorfas pueden ingerir sin problemas una buena cantidad de alimentos sin preocuparse porque engordarán.

Casi todas las personas Mesomorfas por nacimiento, son grandes atletas y requieren consumir altas cantidades de proteínas y grasas para poder tener energía.

Las personas Endomorfas son obesas sin importar la cantidad de alimentos que consuman.

¡Hábitos de vida que debemos seguir!

Conociendo lo anterior. ¿Qué tipo de hábito debemos tener para conseguir un mejor tipo de vida saludable?

Se sabe que para poder mantenernos saludables, no debemos estar ni muy delgados ni muy obesos.

En otras palabras, ser básicamente personas Mesomorfas, dado a que es el término medio de ambas partes.

Si somos muy delgados podemos sufrir complicaciones en nuestra salud, dado a que estaremos expuestos a enfermarnos muy fácilmente.

Esto sucede porque tendremos un sistema inmunológico débil y frágil ante cualquier tipo de virus, bacterias y enfermedades hereditarias.

A todo esto, las personas con delgadez extrema, suelen tener problemas sensoriales y de equilibrio, pueden sufrir desmayos y mareos más frecuentes que cualquier otro tipo.

Se sabe que gran parte de los que han sufrido alguna vez una enfermedad considerable, han sido debido a poseer un sistema inmunológico débil a causa de la mala alimentación.

Por otra parte, las personas obesas tienen un amplio historial médico en el cual encabezan el número 1 de las causas de muertes más frecuentes en el ser humano.

Los ataques cardiacos, se sabe bien que a mayor obesidad, mayor es la probabilidad de sufrir un golpe fulminante en el corazón.

Por ende se debe tener una vida equilibrada entre alimentos y ejercicios, sin embargo esto último puede ser cuestionado.

¿Hacer ejercicio o simplemente caminar?

perder peso sin ejercicio, caminar

Hoy en día se ha descubierto gracias a la medicina y los avances médicos, que no es completamente necesario ejercitarse todos los días y exigirse constantemente en términos corporales o físicos.

El cuerpo humano puede realizar la misma quema de calorías que cualquier otro tipo de ejercicio o deporte con solamente unas caminatas al día.

Según expertos, el caminar 1 hora al día, ayuda al cuerpo a liberar gran parte de cúmulos grasosos en el cuerpo, no se sabe con certeza cuál es el mínimo en que el cuerpo elimina una cantidad considerable al día de grasa.

Solo se sabe que el tiempo límite o los parámetros acertados son de alrededor de la hora. El caminar nos ayuda en la salud, nos elimina la grasa y nos libera de toda aquella energía acumulada en el cuerpo.

Se debe tener en cuenta que no es lo mismo caminar que trotar o correr, la cantidad de esfuerzo físico presentado será distinto en cada una de ellas.

No es recomendable para las personas obesas ni trotar ni mucho menos correr.

perder peso sin ejercicio, correr

¿Por qué?

Al realizar ambas de estas acciones el cuerpo reaccionará estrepitosamente, buscando oxigeno y recuperar el aire perdido.

Cosa que a mayor gordura, más complicado es, por lo cual será un esfuerzo enorme realizar una tarea tan simple.

Esto conllevaría a que el corazón y pulmones se agiten y presionen con fuerza, aumentando las posibilidades de un ataque cardiaco.

Lo recomendable según expertos en la materia, es simplemente caminar y no agitarse ni exigirse en sobremanera. El propio cuerpo realizará lo necesario para su sustento.

Alimentación

En cuanto a términos alimenticios, se recomienda evitar ingerir todo tipo de alimentos procesados, con altas cantidades de azúcares y grasas.

Lo más apropiado para estas situaciones es ingerir frutas y verduras.

Estas tienen por naturaleza una gran diversidad de sustancias químicas que ayudan al cuerpo a disminuir su volumen.

Al igual que sucede con el metabolismo del cuerpo, las frutas y vegetales traen por igual su propia característica metabólica.

Refuerzan el sistema inmunológico y circulación sanguínea en el cuerpo aparte de otros beneficios a la salud.

Se puntualiza que el consumo diario de productos procesados, azucares y grasas, trae consigo un aumento considerable en la estructura física.

Para evitar esto, un descenso en el consumo de estos artículos traerían mejorarías al organismo. El desayuno es la comida más importante del día puesto que es la primera en ser ingerida.

Así que… ¿Qué podríamos comer?

El alimentarnos correctamente nos ayudará a perder peso sin hacer ejercicio, un buen desayuno, por ejemplo.

Lo cierto es que el Pan es probablemente uno de los alimentos más indispensables en el desayuno dado a su gran aporte energético tanto físico como intelectualmente, permite al organismo un rendimiento considerable que ningún otro alimento a tempranas horas podría dar.

Al pan se le puede acompañar otros tipos de alimentos como lácteos y frutas, un pan con queso con un batido de peras o manzanas, traen abundantes vitaminas y mejoras a la salud.

Si se repite este proceso durante varios días, se notarán cambios bastantes visibles en el aspecto físico y hormonal. Sin mencionar el inmunológico, el cual se beneficiará completamente de esta fuente de energía.

Absorción de las grasas por nuestro cuerpo

Recordemos que el cuerpo absorbe todas las proteínas y compuestos químicos que ingerimos en las comidas, este extraerá lo que necesita y quiere y eliminará o desechará lo que no necesita.

Sin embargo esto no sucede así con la grasa; los organismos que no tienen la capacidad de desecharla, va absorbiéndola y acumulándola en todo el cuerpo, aumentando la masa de este.

¿A dónde va toda esa grasa absorbida?

Lo cierto es que toda esa grasa no desechada, se acumula en nuestras extremidades, en nuestro estómago y también; alrededor del corazón.

Este órgano vital necesita espacio para poder bombear y latir, pero al acumularse en su área, su radio se ve reducido y con cada latido “chocará” con estos cúmulos grasosos, impidiendo cada vez su nivel de ritmo.

Existen medios para deshacer todo ese tipo de grasas acumuladas, tales como “La Liposucción”, pero no es completamente funcional ni recomendada a no ser que sea ya un caso extremo o de último recurso.

Ya sabiendo todo esta información, nos hacemos la pregunta que nos hicimos al inicio.

¿Se puede perder peso sin recurrir al ejercicio?

La respuesta no será igual para todos.
Como aclaramos en la información anterior, no todos poseemos el mismo cuerpo ni las mismas características.

Por ende es imposible que una persona tenga las mismas situaciones y circunstancias que otras.

No obstante sabemos con certeza que ir al gimnasio o hacer ejercicio, no es la única causa por la cual un cuerpo adelgazará o perderá peso.

Pérdida de peso por una enfermedad

Existen muchos tipos de situaciones por las que una persona perdería peso considerablemente, entre ellas estarían las causas por algún tipo de enfermedad.

Las enfermedades contribuyen a la primera impresión más vista por alguien que ha sido obeso y tiempo después está delgado, otras situaciones parecidas a estas tienden a ser problemas infecciosos o de origen con parásitos.

Los parásitos afectan a todo organismo; tanto humanos como animales y son una de las causas más frecuentes por la cual se adelgaza, estos buscan cualquier tipo de alimento consumido en nuestro organismo y evita que nosotros lo absorbamos, para ellos alimentarse de estos.

Estilo de vida

Más allá de estas situaciones, nos encontramos con el estilo de vida diario que poseemos.

El dormir, las horas en que comemos, cuánto comemos y nuestro nivel de estrés.

Pero… ¿cambiando nuestro estilo de vida podemos perder peso sin hacer ejercicio?

Se sabe firmemente que no dormir, trae grandes consecuencias a la salud y nos adelgaza notoriamente. Hay gente que puede llegar a perder hasta 1 kg diario por no dormir apropiadamente.

Las horas del desayuno, almuerzo y cena nos influyen también en nuestro organismo, un cambio en la hora alimenticia nos altera la capacidad de engordar o adelgazar indispensablemente en cualquiera de ambas partes.

Lo recomendable en este caso, es respetar la hora en la cual se deba ingerir estos 3 alimentos básicos; es decir, el desayuno a tempranas horas, el almuerzo en o después del mediodía y la cena ya acabando la tarde.

Recordemos que también podemos ingerir otras clases de alimentos conocidos como “meriendas o aperitivos”, estos pueden ser intervalos entre uno de los alimentos básicos y el otro.

Los cereales son ampliamente recomendados por expertos y médicos para un buen manejo en el estilo de vida alimenticio, estos traen fuentes considerables de vitaminas y energías, con un diverso contenido de suplementos para el propio organismo.

¿Beber agua adelgaza?

beber agua

Científicamente se puede afirmar que tomar agua ayuda a adelgazar, ¿Por qué? Principalmente porque el agua es el líquido disolvente por naturaleza.

El agua ayuda a disminuir la cantidades de grasas en obstrucción en nuestros cuerpos, no obstante esto no quiere decir que para adelgazar se deba tomar grandes cantidades de agua al día.

Un mito que es bastante común es el de los 7 vasos (Completos) de agua diario como mínimo, esto en realidad es falso.

Una persona en realidad no bebe tantos litros de agua al día, un consejo para esto es beber 30 minutos antes de cada comida un poco de agua, esto ayudará al metabolismo a prepararse para digerir la comida.

Se recomienda que siempre que se está ingiriendo algún tipo de comida, también se beba agua.

El agua siempre será indispensable para adelgazar, de hecho 1 vaso de agua ayuda más a adelgazar que 1 vaso de fruta batida.

Esto se debe a que el agua por sí sola hará mayor eficiencia que si se encuentra licuada con algún fruto.

Si se ingiere diariamente las 3 comidas; o más, acompañadas con 1 vaso de agua, contribuirá bastante al adelgazamiento.

Conociendo todo esto nos preguntamos. ¿Qué tan efectivo es? Como ya sabemos, no será igual para todos.

Sin embargo el resultado podría ser siempre el mismo al final, algunos tardan más que otros en notar cambios significativos en el cuerpo.

Esto es por lo ya visto anteriormente, el tipo de cuerpo, si es Ectomorfo, Mesomorfo o Endomorfo.

A partir de esto dependerá el tipo de vida que tiene y el comportamiento de su cuerpo a reacción de esto.

Lo que se recomienda para perder peso sin recurrir al ejercicio.

Hábitos alimenticios

Visto todos los puntos anteriores recomendados cambiar el estilo de vida que actualmente se posee; si se encuentra obeso, ingerir más agua y agregarla a la hora de comer.

Evitar comer tantos azucares, golosinas y grasas.

En países latinoamericanos se asocia al culpable o causante de la gordura, la famosa “Fritura” que es todo tipo de comida a base de abundancia de aceite para freír, básicamente todo alimento al aceite.

El aceite es uno de los protagonistas que llevan al cuerpo a engordar.

Una disminución en el consumo del aceite puede beneficiar al cuerpo y resultados efectivos y ventajosos en cuestión de días.
Las horas de sueño siempre se ha dicho que deberá ser de al menos 8 horas.

Sin embargo nuevamente esto no es del todo cierto, dependerá de cada quién.

Hay personas que su estilo de vida es activo; mucho trabajo, mucha pérdida de energía, mucho movimiento y en fin, un constante ciclo de ajetreos.

Dormir lo necesario

dormir lo necesario

Este tipo de personas necesitará descansar al menos un mínimo de 8 horas, de lo contrario es posible que sufra algún altercado en su organismo.

Por otro lado tenemos a las personas que no suelen realizar mucho esfuerzo físico durante el día, por ende casi no pierden tanta energía.

Se sabe que el esfuerzo físico suele ser más agotador que el intelectual, aún así ambos esfuerzos agotan al cuerpo.

Este tipo de personas con pocas horas de sueño; generalmente entre 4 a 7 horas son suficientes para mantener “normal” al organismo sin perder la calidad habitual.

Como ya dijimos, el no dormir o dormir poco, es uno de los problemas que afecta el si estar obeso o delgado.

La razón de esto es un misterio pero se cree que es por alteración en el metabolismo, el cuerpo creerá que hubo un cambio y no sabrá con exactitud si se encuentra en Ectomorfo o Endomorfo, pasará de un polo opuesto al otro y viceversa.

Cabe a destacar que una persona Ectomorfa no la hará inmune a ser Endomorfo dado a que el ciclo puede cambiar o sufrir un cambio drástico.

Hay personas que en su niñez y pre-adolescencia fueron Endomorfas y ya en su etapa adulta cambian a ser Ectomorfas; es decir pasaron de ser obesas a delgadas sin haber practicado algún deporte o ejercicio constante.

Consejos para agregar en los hábitos de vida diarios:

Caminar al menos 1 hora en total durante todo el día.

caminar para perder peso sin ejercicio

No es necesario salir a la calle o a un parque y literalmente caminar durante 1 hora exacta para quemar las calorías, de hecho se sabe que en el transcurso del día se puede caminar tranquilamente más de 1 hora.

No necesariamente tiene que ser de una vez, si durante todos los días se camina alrededor de este tiempo calculado, el organismo reaccionará positivamente a lo deseado.

Beber agua mientras se consume algún tipo de alimento; especialmente en el desayuno, almuerzo y cena.

Nuevamente hacemos hincapié en que el agua es fundamental para el cuerpo y ayuda considerablemente en la pérdida de grasa.

No se está comprobado científicamente si beber agua después de ingerir alguna otra bebida contribuye al mismo efecto que con la comida.

Se sabe que hay personas que aseguran que el beber agua durante la comida u otros tipos de bebidas, les ha ayudado a adelgazar.

En cuanto a la temperatura del agua, lo apropiado es que sea agua hervida; después de filtrarla, el agua filtrada limpia y purifica este líquido de cualquier sustancia sólida externa, tales como piedras, arenas, suciedad, etcétera.

No obstante, filtrarla no mata las bacterias, es necesario hervirla para evitar contraer algún tipo de enfermedad infecciosa en nuestro cuerpo.

Retomando la temperatura, se recomienda que el agua se encuentre fría o al menos al gusto del consumidor; si el agua está caliente o por debajo de la temperatura ambiente, no contribuirá a lo que está pidiendo el cuerpo.

Beber Café diariamente.

Aunque se han hecho varios estudios y ninguno ha demostrado que sea verdad, lo cierto es que hay algo curioso en las personas que beben café y las que no.

Las que consumen diariamente cantidades de café, tienden a ser más delgados que las personas que no ingieren café.

¿Por qué?

No hay respuestas concretas acerca de esto, pero se cree que el beber café contribuye a la pérdida de peso debido a las propiedades que trae.

Sin embargo, no hay que abusar del consumo de este alimento, lo más saludable es beber café sin ningún químico agregado, sin cafeína y lo más natural posible.

Se recomienda beber al menos 2 tazas pequeñas diariamente de café negro, acompañada con una o dos cucharaditas de azúcar o edulcorante al gusto.

Si se agrega este nuevo estilo de vida en las personas obesas y que no consumen café, es posible que en cuestión de semanas empiecen a notar cambios significativos en su cuerpo.

Se puntualiza que el café nos brinda energía y ayuda a mantenernos activos y fuertes durante el comienzo del día.

Disminuir azúcares, golosinas y alimentos a base de aceite. (Frituras)

Estos 3 protagonistas, son responsables de hacer que el cuerpo engorde y se llene de cúmulos grasosos.

Si se ingieren frecuentemente, ganaremos peso bastante rápido y será difícil perderlo si no disminuimos su consumo.

Para muchos, las frituras; tales como las patatas fritas acompañadas con una hamburguesa, el plátano al aceite, los huevos, entre otros tipos de platos aceitosos, los deleitan y satisfacen.

En especial los azúcares y golosinas, pero todo esto es dañino y nos afecta negativamente en nuestro organismo.

Es bien sabido a ciencia cierta que el chocolate trae beneficios a nuestro cuerpo; es el principal afrodisiaco para el ser humano por naturaleza, pero su consumo debe ser moderado.

Se recomienda ingerirlo de vez en cuando al menos 1 o 2 veces por mes.

Si se toma en consideración esto, aumenta la posibilidad de perder peso en cuestión de semanas.

Evitar el estrés y las malas emociones

El estrés es un estado de cansancio mental que nos agobia y nos limita en nuestra productividad diaria. Este estado nos altera, nos afecta negativamente y reduce nuestro rendimiento.

El estrés puede afectar tanto a las personas delgadas como obesas.

Nos afecta a todos, puede hacer que los delgados engorden inesperadamente, mientras que en el caso de los obesos, puede que acelere y contribuya más al engordamiento.

Existen abundantes casos en los cuales las personas que padecen tristeza, melancolía o depresión suelen ganar peso con facilidad, esto se debe a que tienden a ingerir productos placenteros como azucares o grasas.

Para poder vivir más saludablemente, se recomienda evitar sentir malas emociones o eventos que pueden generar estrés. Se debe tratar de vivir lo más calmadamente posible y alejarse de las situaciones negativas o poco agradables.

Conclusión.

se puede perder peso sin hacer ejercicio

Tras haber visto toda la información suministrada, podemos concluir que existen muchos factores por lo cual un ser humano puede llegar a perder peso.

Sean factores para bien o para mal, como en el caso de las enfermedades, el estilo de vida es el mundo en que se desenvuelve una persona y regirá sobre todos nosotros.

Los hábitos alimenticios contribuirán positivamente como negativamente en el organismo y de allí se decidirá si estaremos delgados u obesos.

Como dijimos anteriormente, existen muchas formas en las cuales se pierde peso y no es necesario el tener que hacer ejercicio.

El ejercicio o el deporte contribuyen en la pérdida de grasa porque exigimos al cuerpo a eliminar sí o sí toda aquella grasa que hemos acumulado.

Esto no es 100% recomendable ya que existen personas que padecen algún inconveniente que le limitan ir a un gimnasio o realizar algún deporte.

Visto esto se puede afirmar que el ejercicio o el deporte no es la única solución para bajar de peso, la verdadera respuesta sería el cambio de vida cotidiana que tendríamos qué hacer para perder peso.

En otras palabras, mejorar el tipo de comida que estamos consumiendo y cambiar por otro tipo que no hemos probado o hemos dejado de probar.

Consular a un nutriólogo sería un gran paso si queremos perder peso sin ejercitarnos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario