¿Qué Comer cuando se tiene Diabetes?

¿Qué comer cuando se tiene Diabetes?

Diabetes, ¿Qué alimentación debe llevar un diabético?


Si padeces Diabetes, lo que sucede en tu cuerpo es que no produce ni utiliza de forma adecuada la insulina, lo que conduce a una elevación antinatural del nivel de azúcar en sangre.

Es importante, con esta condición, cuidarse de por vida, y una alimentación sana puede ayudar a mantener los niveles de azúcar en sangre en cantidades adecuadas.

La dieta para diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 es casi la parte más fundamental del manejo del estado anímico de quien sufre de diabetes.

También porque con el control del azúcar en sangre se previenen las complicaciones como una posible glucemia.

Un plan de nutrición adecuado para una persona con diabetes debe estar supervisado por un nutricionista profesional.

Esto es porque deben tenerse en cuenta factores como el peso, la medicación que toma el paciente, su estilo de vida o cualquier otro problema en su historial médico.

Sin embargo, este artículo funcionará como la guía que un diabético puede leer para comenzar a interiorizarse en el mundo de una dieta saludable.

Si quieres saber más acerca de como empezar a tener una vida saludable haz clic aquí.

Primeros pasos para una dieta saludable

dieta saludable
  • Limitar cualquier tipo de alimento con alto contenido de azúcar.
  • Comer a lo largo del día, pequeñas porciones.
  • Cuidar el nivel de carbohidratos (pan, harinas, etcétera). Introducir en el organismo la mayor variedad posible de alimentos integrales posible, así como frutas y vegetales.
  • Evitar el azúcar añadido y aprovechar el que viene naturalmente en los alimentos. Un gran ejemplo de esto es la manzana, que es de por sí, de forma natural, rica en azúcares, importantes para la energía y vitalidad del organismo.
  • También hay que limitar el consumo de bebidas alcohólicas, de sal y de productos grasos.

Recomendaciones a seguir en dietas para diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2

Sigue las recomendaciones de tu medico

Es parte fundamental del tratamiento de personas de diabetes de tipo 1 y de tipo 2 la adaptación en la dieta alimentaria. Esto, siempre y cuando, esté bien acompañado del tratamiento farmacológico prescrito y la práctica de ejercicio físico habitualmente.

Azúcar

azúcar

Uno podría pensar que, si la diabetes está causada por un alto nivel de azúcar en sangre, con sólo eliminar el azúcar de su vida sería suficiente.

Pero resulta que los hidratos de carbono, que contienen altos niveles de glucosa, no se encuentran sólo en el azúcar. También están presentes en los almidones.

Dentro del azúcar hay que evitar el azúcar de mesa, los edulcorantes con fructosa, los zumos de frutas, la leche, el yogur, los dulces, las bebidas azucaradas, el chocolate y cualquier tipo de producto de pastelería, que tiene alto contenido de harinas, por lo tanto, de carbohidratos.

evita productos azucarados
Closeup of colorful jelly worms shown as spaghetti

Almidones

Los almidones se encuentran ocultos en alimentos que parecen más bien sanos, sin exceso de azúcares ni sales, como el arroz, la pasta, la patata, las legumbres, el pan, los cereales, y demás.

Las recomendaciones sobre el nivel de hidratos de carbono que debe haber en la dieta de un diabético han ido cambiando con el tiempo.

Por eso en la actualidad asociaciones como la AAD (Asociación Americana de Diabetes) nos dicen que, dependiendo de cada persona, un médico o nutricionista puede llegar a indicar tanto una dieta con bajo contenido de carbohidratos como una dieta con alto contenido de los mismos.

Es decir, que las necesidades de carbohidratos no son siempre nulas, sino que se adaptan a características físicas personales y también a los niveles de actividad física.

Consumo de hidratos de carbono

hidratos de carbono en la diabetes

Una persona que realiza ejercicio físico, a diferencia de alguien más bien sedentario, es más propenso a tener en consideración un alto consumo de hidratos de carbono.

Esto sucede porque con la intensidad de su actividad física requiere de más energía y reposición del azúcar en sangre.

Es por esto que tu nutricionista puede llegar a aumentar la cantidad de alimentos tales como pan, arroz, pasta o legumbres.

Cuando un paciente está siendo tratado continuamente con insulina o algún tipo de medicación oral, es recomendable que preste especial atención al consumo de hidratos de carbono.

Prestando especial atención a que se mantenga similar en cada comida del día, desayuno, almuerzo y cena, ya que así se evitan desequilibrios que causan hipo o hiperglucemia.

Tipos de Hidratos de carbono y sus características

Hay dos tipos de hidratos de carbono, los azúcares (simples) y los almidones (complejos).

Estos se agrupan según el tamaño de las moléculas que los componen.

Siempre se tiende a pensar que los de tipo simple, tanto en pacientes de diabetes tipo 1 como de diabetes tipo 2, aumentan el nivel de glucosa en sangre mucho más rápido que los carbohidratos complejos.

Esto no es siempre así, y es importante recordarlo. Cualquier alimento que contenga hidratos de carbono va a aumentar los niveles de glucosa en sangre.

Pero hay algunos que lo hacen más rápido, siendo estos el pan, los cereales, el arroz, la pasta o las patatas, que contienen almidón, ya que se digieren muchísimo más rápido y así llegan más rápido a la sangre.

Esto a diferencia de los alimentos integrales, como el arroz, pan o cereales integrales, que elevan la glucemia de forma lenta y progresiva.

Esto último sucede también, y en mayor grado, en el caso de las frutas, ya que estas contienen azúcar de forma natural, es decir, no agregada.

Este azúcar lo contienen en forma de fructosa, que antes de convertirse en glucosa sufre en el organismo una serie de transformaciones químicas. Esto desacelera aún más el proceso de llegada del azúcar a la sangre.

Por esto mismo, se recomienda que la ingesta diaria de azúcar se haga mediante este tipo de alimentos, y no aquellos con azúcar añadido o directamente con el azúcar de mesa.

Edulcorantes

En cuanto a los edulcorantes artificiales de mesa, existe una polémica muy grande con respecto a su uso.

Es lógico pensar que, al no tener azúcar en grandes cantidades y sólo emular el sabor dulce, se consigue que una persona que no puede ingerir azúcar pueda sentirse satisfecha.

Además se reduce inmediatamente y de una manera muy eficaz el ingreso de hidratos de carbono en el cuerpo y así se modera el nivel de azúcar en sangre.

Pero más allá de esto, la composición artificial de los edulcorantes de mesa podría tener elementos dañinos para la dieta de diabéticos con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2.

Esto sucede porque, en algunos casos, los pacientes suelen abusar de estos edulcorantes. Estos vienen con la indicación de utilizar tan sólo unas gotas, y le ponen a sus infusiones grandes cantidades, llegando así a producir efectos contraproducentes.

Por ello, no están oficialmente indicados para pacientes con diabetes, pero sí aparecen en los almacenes como productos sanos o light.

Además, antes de ingerir cualquier alimento, es importante tener en cuenta sus componentes y leer su información nutricional. Esto es porque podrían contener, aunque así no lo indiquen en la etiqueta de adelante, azúcar en forma de fructosa. Este, si bien tiene una descomposición más lenta en azúcar y tarda más en llegar a la sangre, si se abusa de ella puede causar problemas o descomposiciones en pacientes con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2.

Especificaciones a tener en cuenta en la planificación de comidas


Primero y principal, consulta con tu médico o nutricionista certificado, ya que cada uno tiene sus necesidades individuales y, como ya vimos antes, las dietas varían. Pero he aquí algunas recomendaciones a tener en cuenta para cuando haga las compras y planifiques su dieta para diabéticos:


-Lee las etiquetas de todos los alimentos que vayas a comprar, así podrás analizar el contenido nutricional y proteico de todo cuanto ingieras y tomar mejores elecciones.

-El método del plato. Es una guía visual que te ayuda a elegir las cantidades adecuadas de cada alimento que consumes: mitad del plato verduras sin almidón, una cuarta parte del plato alimentos con almidón, y la otra cuarta parte del plato una porción moderada de proteína, por ejemplo, en alimento cárnico.

Es importante comer una amplia variedad de alimentos. Esto significa incluir, en cada comida, todos los grupos alimenticios.

Cantidades recomendadas al día


Verduras

consume verdura

De 450 a 550 gramos por día. Verduras frescas o congeladas, sin salsas, sin grasas, sin sal añadida.

Las verduras sin almidón son las de color verde oscuro o de amarillo profundo: pepino, espinaca, brócoli, lechuga, repollo, acelga.

Las que deben, por lo general, evitarse, son las que contiene almidón: maíz, arvejas, zanahorias, y demás. La patata se considera como almidón puro, así como el pan blanco y el arroz blanco.

Frutas

toma fruta con moderación

De 240 a 3330 gramos por día. Frutas secas, congeladas, enlatadas (siempre sin azúcar añadido) o frutos secos.

Manzana, plátanos, bayas, cerezas, ensaladas de frutas sin demasiado zumo de naranja, peras, piñas, uvas y demás.

Si un paciente con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2 desea beber zumos, deben estar compuestos 100% de frutas, y no tener edulcorantes ni azúcares ni jarabes agregados.

Alimentos con proteínas

150 a 180 gramos al día. Estos son la carne, ave, mariscos, huevos, guisantes, nueces, semillas y alimentos procesados de soja.

Es mejor siempre aumentar la frecuencia del pescado y de las aves, retirar la piel del pollo y seleccionar siempre cortes magros de carne, retirando siempre toda la grasa visible.

Utilizar aceita de oliva y no de maíz o girasol.

Alimentos con proteínas aptos para la diabetes

Lácteos

200 gramos por día y siempre bajos en grasa. Leche y yogur siempre tienen azúcar.

Conclusión

Por último, siempre tener en cuenta, en pacientes con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2, no consumir más de unas cuantas cucharadas de aceites o grasas durante el día.

No son grupos de alimentos, pero ayudan al cuerpo si se usan con moderación a mantenerse sano y equilibrado.

En lugar de grasas regulares, elegir grasas mono insaturadas, que se encuentran en el pescado, las nueces y los aceites vegetales. Estas no elevan tan rápido el nivel de azúcar en sangre como el almidón.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario