Síndrome del Comedor Nocturno, ¿lo tengo yo?

Síndrome del comedor nocturno

Una enfermedad cada vez más común, todo sobre el Síndrome del comedor nocturno

Síndrome del Comedor Nocturno (SCN, por sus siglas en español) es una condición que combina comer demasiado durante la noche con problemas para conciliar el sueño . Con este síndrome tiendes a comer después de la cena, tienes muchos problemas para dormir y comes a lo largo de la noche cuando te despiertas.

Síndrome del Comedor Nocturno, Síntomas

Si tienes el Síndrome del Comedor Nocturno, comes como mínimo, un cuarto de tus calorías diarias después de la cena.

Síndrome del comedor nocturno, comerás varias veces durante la noche

Si ese eres tú, y te despiertas durante la noche para comer al menos dos veces por semana, tienes el SCN, si también tienes tres de estos síntomas al menos:

  • Falta de apetito de la hora del desayuno a la de la comida.
  • Un fuerte impulso de comer entre la cena y la hora de dormir.
  • Insomnio al menos cuatro o cinco veces a la semana.
  • La creencia de que tienes que comer para dormir o volver a dormir.
  • Un estado de ánimo decaído y depresivo que no mejora durante la noche.

En el Síndrome del Comedor Nocturno no te pegas atracones . Si tiene SCN, es probable que comas cantidades más pequeñas durante la noche.

El SCN también es diferente del trastorno alimentario relacionado con el sueño . Con el SCN, recordarás lo que has comido durante la noche anterior.

¿Cuál es la causa del Síndrome del Comedor Nocturno?

Causas del síndrome del comedor nocturno

Todavía no están demostradas las causas. Los médicos creen que quizá, podría estar relacionado con problemas en el ciclo de sueño-vigilia y algunas hormonas. Los cambios en tus hábitos de sueño y rutinas no son las responsables.

Es probable que tengas el Síndrome del Comedor nocturno si eres obeso o tienes otro trastorno alimentario.

El SCN afecta un poco más de 1 de cada 100 personas. Si eres obeso , tienes un 10% de posibilidades de que lo tengas.

¿Tiene el Síndrome causas genéticas?

Recientes investigaciones han encontrado un posible vínculo entre el SCN y la genética. Existe un gen conocido como PER1 que controla tu reloj corporal. Los investigadores creen que un defecto en el gen podría causar el SCN. Actualmente siguen las investigaciones al respecto.

¿Cómo se puede diagnosticar?

Tu médico será capaz de diagnosticar el Síndrome del Comedor nocturno cuando te hagas unas preguntas sobre tu sueño y tus hábitos de alimentación. 

También puede diagnosticarlo cuando te haga una prueba de sueño llamada polisomnografía. 

Esta prueba mide tus:

  • Ondas cerebrales
  • Niveles de oxígeno en la sangre
  • Ritmo cardiaco y frecuencia respiratoria

La polisomnografía te la tienen que hacer en un hospital o centro de sueño.

Para que te diagnostiquen el Síndrome del Comedor Nocturno, tienes que haber comido menos durante las mañanas y mas de lo normal, por la noche durante al menos 3 meses. 

No sentirás apetito durante la mañana

Tus patrones de comportamiento en la alimentación y el sueño tampoco pueden deberse al uso de ningún tipo de sustancias, alguna enfermedad, la toma de medicamentos o a algún problema psiquiátrico.

Efectos en tu salud

Se incrementará tu grasa corporal

El Síndrome del Comedor Nocturno está relacionado normalmente con la obesidad . Pero no está claro si la obesidad es la causa o el efecto del SCN. 

Se sabe que este trastorno dificulta mucho la pérdida de peso. Si tu objetivo es la pérdida de peso, tienes que leer este interesantísimo artículo.

No todos los estudios demuestran que comes más si tiene este síndrome, y no todas las personas con el Síndrome del comedor nocturno son obesas.

Las dificultades para conciliar el sueño que vienen con el SCN es muy probable que contribuyan al aumento de peso . 

Si tiendes a dormir mal, es casi seguro que tiendas a tener sobrepeso.

Tratamientos

El tratamiento de este Síndrome con antidepresivos y la terapia conductual cognitiva se está demostrando que ayudan. Aunque no se han realizado muchos estudios sobre el SCN. 

Un estudio realizado en los Estados Unidos concluyó que un entrenamiento de relajación ayuda a cambiar la necesidad de comer durante la noche a la mañana.

Varios estudios utilizando la toma de antidepresivos, demostraron que hubo menos necesidad de alimentarse durante la noche, mejoraron el estado de ánimo y la calidad de vida.

También se pueden tomar sustancias que estimulan la melatonina, o incluso la misma melatonina para mejorar el SCN.

Como siempre recomendamos, acuda a su médico de confianza para que valore lo que es mejor para ti.

Recomendaciones adicionales

Alimentate correctamente

-Tratar de hacer de 4 a 6 pequeñas comidas.

-Intentar que nuestras 3 primeras comidas supongan el 35-40% de las calorías que necesitamos al día.

-Conseguir que en las cenas consumamos solamente el 10% de las calorías que necesitamos diariamente. Al hacer esto, precisamente logramos cambiar completamente la manera en la que el SCN nos hace comer.

-Si te levantas para comer, elige bien lo que vas a tomar.

-Come lentamente y con calma.

-Intenta masticar a conciencia. Siente que estás dominando tus ansias de comer sin parar.

-Si comes, tienes que tardar unos 20 minutos. Cuando llegue ese momento, tu cerebro empezará a activar la sensación de saciedad.

¿Qué comer si tienes hambre después de cenar?

Modera tu ingesta de alimentos durante la noche


Después cenar, tienes que tomar cosas muy ligeras, pero que te ayuden a controlar tu apetito.

Por ejemplo: Un vaso de leche (mejor desnatada), un plátano, un huevo cocido o un puñado pequeño de frutos secos.

Toda la gente que tiene el SCN, suele mostrar estas descompensaciones:

-Tienden a ingerir el 30% de las calorías que necesitan durante el día. El restante 70% lo toman durante la noche.

-Tienen también una variación hormonal, además sufren una reducción de leptina y melatonina a lo largo las horas de sueño. Estas hormonas regulan el peso del cuerpo, la sensación de hambre y su falta puede provocar el temido insomnio.

-Suelen sufrir un incremento de cortisol plasmático, fundamental para la metabolización de la glucosa, al segregar insulina. Estas variaciones hormonales son las responsables de que no sintamos hambre durante el transcurso del día.

Tomamos el control

Cambia tu manera de alimentarte

Primeramente, si queremos hacer frente a este síndrome, primero tenemos que cambiar nuestra manera de alimentarnos.

Tenemos que hacer, como te hemos recomendado antes, al menos 5 o 6 comidas durante el día.

Si no lo hacemos, correremos el riesgo de , al llegar la noche de empezar a comer compulsivamente e ingeriremos más calorías de las necesarias.

Esto hace que nuestro organismo empiece a acumular grasa, algo que no queremos para nada.

Finalmente recomendarte que tomes alimentos que ayuden a la producción de serotonina, esta nos ayuda a conciliar mejor el sueño.

Te dejo a continuación un artículo muy extenso para que sepas los beneficios de la serotonina y los alimentos que te ayudan a producirla.

Conclusión

Cálmate, no te sientas culpable si fallas en lo que te recomendamos. Tienes que seguir intentándolo hasta conseguirlo. Lo vas a hacer si sientes la necesidad y las ganas de cambiar.

Pregunta a tu médico si hay algún remedio natural. No compres lo primero que te recomienden tus conocidos y amigos.

Cuando te sientas bien, recuerda que comer demasiado durante la noche te conduce a la angustia, a engordar y a sufrir altibajos en tu estado de ánimo.

Nunca dejes de comer. Come entre 5 y 6 veces diarias, mastica mucho y despacio, saborea las comidas, no las engullas.

Poco a poco iras consiguiendo vencer al Síndrome del Comedor Nocturno.

Si no eres capaz de conseguirlo, acude a un psicólogo, este te ayudará a cambiar tu predisposición y vencer a esta enfermedad cada vez más común.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario