Vientre hinchado o distensión abdominal

¿Has sufrido alguna vez de distensión abdominal súbita posterior a una comida ligera o incluso después de tomarte un vaso de agua o dos?

¿Despertaste con el abdomen plano y solo una hora después tienes el vientre hinchado como un globo aún sin haber consumido algún alimento o bebida especialmente pesados?

Es probable que todos hayamos pasado por eso. Esa sensación de vientre hinchado ocasionada por la producción o entrada repentina de gases al aparato gastrointestinal es muy frecuente y en la mayoría de los casos no representa peligro alguno, pero cuando ocurre con demasiada frecuencia o se acompaña de otros síntomas, debemos tomar cartas en el asunto.

Más allá de un factor estético negativo, pues el vientre hinchado no luce bien en nadie, la distensión abdominal también es un síntoma.

vientre hinchado

La presencia excesiva de gases en el estómago o colon puede estar asociada a ciertas enfermedades.

Asimismo, puede haber alteraciones con la dieta, trastornos con la nutrición o intolerancia a determinados alimentos.

Advertisement

Causas de vientre hinchado

Aire

La deglución de aire es una de las causas del vientre hinchado

Aunque parezca extraño, la deglución de aire es una de las causas más comunes de distensión abdominal.

Esto suele ocurrir cuando comemos muy deprisa y estresados o si masticamos con la boca abierta.

También podemos tragar aire cuando bebemos agua rápidamente, lo cual es frecuente después de hacer ejercicios o entrenamientos extenuantes.

La goma de mascar nos hace deglutir aire sin darnos cuenta y algunos de sus componentes pueden producir mayor cantidad de gases.

La deglución de aire habitualmente se resuelve eructando. No es una acción muy agradable, pero elimina el exceso de aire en el esófago.

Ahora bien, cuando el aire ya alcanza el estómago, la solución es diferente. Los movimientos peristálticos del aparato gastrointestinal empujan el aire hacia los intestinos y una vez allí no pueden salir a través de la boca.

Los gases se acumulan en el bajo vientre, causando la ya mencionada distensión, y abandonan nuestro organismo como flatos o cuando defecamos. Si pasan mucho tiempo en el abdomen, pueden ser eliminados por difusión.

Advertisement

 Dieta

Una dieta con mucha fibra puede provocar el vientre hinchado

Existe, sin duda alguna, alimentos que favorecen la formación de gases. Los carbohidratos con alto contenido en fibra, como la coliflor, zanahoria, cereales integrales y varias legumbres, hacen que el estómago genere y retenga más gases que con los alimentos pobres en fibra.

Una simple manzana o una minúscula ensalada, que apenas ocupan espacio en el estómago, tienen suficiente fibra como para causar distensión abdominal.

La cantidad de alimentos que ingerimos también puede asociarse con la aparición de distensión abdominal.

Dietas muy abundantes o los famosos atracones casi siempre se acompañan de hinchazón de vientre.

Esto se debe a que los alimentos pasan más tiempo dentro de la luz estomacal y se fermentan más de la cuenta, generando mayor cantidad de gases.

Bebidas

Los líquidos con ácido carbónico, como las sodas y bebidas energizantes, emiten dióxido de carbono al calentarse dentro de nuestro organismo, lo que nos hace acumular gases.

Esto ocurre incluso con los refrescos sin azúcar, a pesar de la baja carga de calorías y la sensación de plenitud que producen las burbujas.

Advertisement

Lo mismo sucede con la cerveza. Cuando nos sentimos pletóricos o distendidos después de beber algunas cervezas, es por la acumulación de gases causada por la fermentación de la cebada y los azucares, así como el lúpulo.

Granos o alubias

Las alubias pueden provocar el vientre hinchado

Cualquier discusión sobre distensión abdominal y gases no estaría completa si no habláramos sobre los granos o alubias.

Su contenido rico en carbohidratos complejos hace de las alubias un alimento completo y económico, pero también un gran productor de gases.

Los productos conocidos genéricamente como alubias o granos (habas, soja, guisantes, frijoles) son ricos en oligosacáridos.

Estos carbohidratos especiales no son procesados con facilidad por las enzimas digestivas y pasan casi intactos al intestino.

Allí, son procesados por las bacterias intestinales, liberándose hidrógeno y dióxido de carbono que pueden acumularse en el bajo vientre, causando la hinchazón.

Embarazo

el embarazo puede provocar un incremento de los gases en nuestro cuerpo

Los cambios hormonales en el embarazo parecen ser la causa del incremento de los gases durante el embarazo.

Advertisement

El aumento en los niveles de progesterona afecta el normal funcionamiento del aparato digestivo desde el principio de la gestación.

De hecho, es muy probable que los gases sean un síntoma precoz de gravidez, ya que se presentan cuando aún no hay signos externos evidentes de embarazo.

Con el pasar de los meses, cuando ya el feto aumenta de tamaño, los gases empeoran por un efecto mecánico.

La presión ejercida por el útero gestante sobre las vísceras abdominales hace que el aire en su interior viaje de forma caótica y el vientre se hinche aún más.

Tanto las causas hormonales como las físicas mejoran inmediatamente después de dar a luz.

Síndrome de intestino irritable

El síndrome del colon irritable provoca el vientre hinchado

Una de las patologías gastrointestinales más frecuentes y molestas es el Síndrome de Intestino o Colon Irritable, el cual se relaciona a su vez con hinchazón en el vientre.

El cuadro clínico típico es la alternancia entre diarrea y estreñimiento, asociándose con frecuencia dolor y distensión abdominal.

Advertisement

El dolor característico de esta enfermedad es el tipo cólico, con crisis intensas y de corta duración.

Los accesos de dolor no solo se producen por los cólicos sino por la distensión, de allí que se alivien con la expulsión de flatos.

Otras causas

La hinchazón del vientre puede deberse a otros motivos distintos a los gases.

  • La presencia de líquido asociado a cirrosis hepática o enfermedades oncológicas es frecuente en los casos graves.
  • Lo mismo ocurre en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva severa.
  • Por último, no debemos olvidar que la grasa intrabdominal del obeso también aumenta el tamaño del vientre, sin necesidad de que existan gases o líquido en su interior.

Tratamiento y remedios para la distensión abdominal

La gama de tratamientos que han demostrado utilidad para la hinchazón de vientre es amplísima y usualmente son más sencillos y naturales de lo que podríamos imaginar.

A continuación, mencionamos algunos de estos remedios, comenzando con los más comunes y fáciles de aplicar hasta los más complejos o elaborados.

Consumo de frutas

El consumo de frutas como la piña y la papaya pueden bajar la tripa hinchada

Si bien algunas frutas como la manzana pueden aumentar la producción de gases, otras pueden evitarlo.

La papaya y la piña contienen enzimas digestivas que ayudan a procesar las proteínas de los alimentos.

Advertisement

De hecho, estas enzimas – bromelaína y papaína – se utilizan como ablandadores de carne y como componentes en ciertos medicamentos antiflatulentos y digestivos.

El kiwi y los higos también poseen enzimas proteolíticas que ayudan a digerir los alimentos. Estos pueden comerse directamente o preparados en forma de zumos.

Los aceites esenciales de las frutas no funcionan de la misma manera, pero también pueden funcionar.

Evitar la bollería industrial

Evita la bollería industrial para bajar el vientre hinchado

Estos productos son ricos en grasas y azucares, muy difíciles de procesar por el organismo y que generan gran cantidad de gases durante el proceso.

Además, son reconocidos como dañinos para la salud desde otras ópticas, como la esfera cardiovascular y endocrinológica, favoreciendo la ganancia de peso y la acumulación de grasa en el abdomen.

La bollería hecha en casa puede ser menos nociva pero no deja de ser perjudicial para la salud.

El hecho de que no se usen conservantes o aditivos artificiales los hace menos dañinos pero la cantidad de grasa y azúcar sigue siendo alta.

Advertisement

Entendemos que por su sabor sean muy apetitosos, pero si sufres de distensión abdominal, debes evitarlos.

Disminuir el consumo de grasas

La grasa y los aceites les aportan mucho gusto a las comidas, pero puede ser perjudicial si se consume en exceso.

Las enzimas encargadas de procesarlas, contenidas en la bilis, funcionan bien cuando la cantidad de grasa es baja, pero les cuesta trabajo hacerlo si hay demasiada.

El retardo en el vaciado gástrico hace que los gases de la digestión permanezcan más tiempo en el estómago y que el vientre se hinche.

Té verde

el té verde nos ayuda a bajar el volumen de un vientre hinchado

El consumo de té verde ofrece numerosos beneficios al cuerpo humano, entre ellos a aliviar el vientre hinchado.

Los taninos, componentes esenciales del té, aumentan la producción de ácido estomacal y esto ayuda a la digestión, tanto de las grasas como de las proteínas.

Sin embargo, el exceso de té puede ocasionar problemas. Demasiados taninos pueden ocasionar trastornos digestivos como estreñimiento o diarrea.

Advertisement

Si se bebe con el estómago vacío, el ácido puede producir dispepsia y reflujo gastroesofágico.

Jengibre

El jengibre nos ayuda si tenemos la tripa hinchada

El Zingiber officinale, nombre científico del jengibre, tienes muchísimas propiedades medicinales, siendo muy apreciado en el mundo de la salud, así como en la gastronomía.

El rizoma de la planta se ha usado desde tiempos inmemoriales para tratar problemas gástricos, incluidos los gases y distensión abdominal.

Los gingeroles, compuestos abundantes dentro del jengibre, se activan con la cocción y aportan muchos beneficios digestivos.

Además de evitar la producción de gases intestinales, aumenta la secreción de saliva, ayudando a deglutir y digerir los alimentos.

Si quieres más información sobre este superalimento lee nuestro artículo “Beneficios y propiedades del Jengibre”.

Probióticos

el yogur nos ayuda si tenemos el vientre hinchado

Dentro del intestino existen bacterias que cumplen funciones digestivas. A estas bacterias se les conoce como “flora intestinal”.

Advertisement

Algunas comidas ayudan con la proliferación normal de estos microorganismos. A estos alimentos se les conoce como “probióticos” y, lógicamente, ayudan al proceso de digestión.

Uno de los probióticos más conocidos es el yogurt. Este producto de la fermentación de la leche se obtiene gracias a la acción de varias bacterias, incluyendo la familia de los lactobacilos.

Al parecer estos mejoran la acción digestiva de la flora intestinal normal y evitan que el vientre se llene de gases.

Otros probióticos reconocidos son el kéfir – muy parecido al yogurt, aunque procesado más por hongos que por bacterias -, el jocoque, el kimchi y el chucrut, aunque este último parece más propenso a generar gases que a evitarlos.

Cambiar el agua de las legumbres

Cambia el agua a las legumbre para tener menos gases

Ya se ha mencionado antes que las legumbres se encuentran entre los alimentos que más gases e hinchazón de vientre producen.

Aún así son muy nutritivos y su consumo es universal. Por ello existen algunos trucos a la hora de cocinarlas que ayudarán a evitar esta molesta sensación.

  • Cuando preparemos legumbres o granos, debemos escurrir el agua de la cocción por completo, eliminando así gran cantidad de azucares complejos que son difíciles de digerir.
  • También se puede cambiar el agua a mitad de la cocción y reemplazarla por agua fresca. Aun cuando no es una legumbre, esta misma técnica funciona al cocinar la zanahoria.
  • En personas que sufren de distensión abdominal muy frecuentemente pero aun así disfrutan de un buen plato de alubias, otra opción es removerle la piel al cocinarlas. Este proceso es algo tedioso, pero elimina una de las causas más importantes de la producción de gases como son los carbohidratos presentes en la piel de las legumbres.

Nauli Kriya o Hipopresivos

El Nauli Kriya es uno de los ejercicios clásicos del yoga y muy efectivo para el vientre hinchado. Quienes lo practican afirman que es útil para “limpiar” o “purificar” la zona abdominal y los órganos de la digestión.

Advertisement

Se fundamenta en el masaje sobre las vísceras internas que se hace a través del movimiento circular de los músculos abdominales.

Este ejercicio requiere mucho entrenamiento previo y no es sencillo de lograr. De hecho, no se enseña en el yoga para principiantes.

Pero si lo logras, los beneficios son muchos: fortalece la musculatura abdominal, estimulas los órganos internos, previene la indigestión y el estreñimiento, estimula la energía interior y, por supuesto, mejora la hinchazón del vientre.

Si quieres saber más sobre este ejercicio lee nuestro artículo “Perder Barriga es Fácil, el SECRETO para un vientre plano”.

Agua con limón

El zumo de un limón diluido en un vaso de agua ayuda a disminuir la formación de gases y a bajar el vientre hinchado.

Esto se logra gracias al efecto del ácido cítrico sobre los alimentos en digestión, acortando el tiempo y evitando la fermentación exagerada.

No se debe exagerar su consumo, ya que el exceso de ácido puede ser contraproducente.

Advertisement

Masajes en el vientre

Masajea el vientre para mejorar el vientre hinchado

El efecto mecánico de los masajes ayuda a liberar el gas retenido en el vientre, expulsándolo a través del ano. Esta práctica es habitual en los bebés y niños pequeños, pero en adultos puede llegar a ser de mucha utilidad.

Cuando hay gases retenidos en el abdomen, una buena técnica consiste en recostarse boca arriba y doblar las rodillas sobre el abdomen, presionando periódicamente como una prensa.

Otra opción es masajear la pared abdominal con movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj, dirigiendo los gases hacia el recto para luego ser expulsados.

Entre 10 y 30 minutos son suficientes para disminuir la distensión abdominal.

Caminar

caminando ayudamos a eliminar gases

Probablemente el deambular sea el remedio más sencillo para eliminar los gases represados en nuestro interior.

Cuando hayamos comido y nos sintamos muy llenos o distendidos, dar una caminata seguramente ayudará.

Recorrer un pequeño trayecto estimula los movimientos peristálticos del intestino y ayuda a expulsar los gases que causan la hinchazón del vientre.

Advertisement

Esto mismo se aplica a las personas que acaban de ser operadas y han retenido gases en su interior, sufriendo de vientre hinchado.

Si quieres saber todos los beneficios de caminar lee nuestro artículo “ANDAR. Los increibles beneficios de caminar para nuestro cuerpo”.

Medicamentos

Cuando ninguna de las opciones anteriores parece dar resultado para el vientre hinchado, tomar algún medicamento puede ayudar.

Algunos de ellos son de venta libre como la simeticona, dimeticona o el carbón vegetal.

También existen enzimas digestivas encapsuladas que apoyan el proceso digestivo, pero estas se usan cuando ha habido una ingesta copiosa de alimentos o si se sufre de algún déficit congénito de estas enzimas. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Advertisement

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here